GRACIA Y VUELO

ALGUNOS días escribo

poemas

en las alas

de aviones de papel

que el viento empuja.

Otro días,

casi siempre,

espero,

espero, solo espero,

sentado en cualquier parte:

un libro entre las manos,

una libreta, un lápiz,

la mirada en el mundo.

Aguardo aquel instante

en que ese mismo soplo

me vuelve gracia y vuelo,

una simple hoja seca

que afirma su sentido

mientras cae.

 

 

En esta novela la escritora Luisa Fernanda Cuéllar narra los avatares de una familia mejicana a lo largo de los años, con sus luces y sus sombras, su apogeo y su decadencia, sus ambiciones y sus extravagancias.

En un tono romántico y evocador asistimos aquí a la reconstrucción de un mundo en parte desaparecido, pero en el que todavía reconocemos algunas de sus lacras: la corrupción y el chantaje político, el imperio de la droga, la violencia... Todo ello como telón de fondo para unos personajes cercanos y entrañables, que cruzan por estas páginas como fantasmas que dejan a su paso anécdotas, amor y la estela de su inolvidable perfume.

 

Este libro ofrece una visión de la historia del toreo -de Lagartijo y Frascuelo hasta José Tomás- escrita desde las entrañas mismas de la Fiesta. El aficionado se sorprenderá con anécdotas desconocidas y con una versión muy íntima de personajes esenciales para la tauromaquia. Nunca antes el escritor Jesús Soto de Paula, hijo del torero Rafael de Paula, había profundizado con tanta sinceridad en los aspectos más íntimos de su padre. "Torerías y diabluras" cuenta además con un prologo del diestro Curro Romero y con una selección de fotografías, muchas de ellas inéditas.

 

EL suceso de tu muerte lo ha pulverizado todo en mí.

Todo menos el corazón.

El corazón que tú me has hecho y que me sigues haciendo, que modelas con tus manos de desaparecida, que sosiegas con tu voz de desaparecida, que iluminas con tu risa de desaparecida.

Te amo. No sé escribir otra cosa, no encuentro otra cosa que escribir más que esta frase. Eres tú quien me ha enseñado a escribirla, eres tú quien me ha enseñado a pronunciarla como es debido, con gran lentitud, separando cada palabra, con una lentitud de siglos, con esa adorable lentitud tuya cuando te entregabas a cosas prácticas, hacer una maleta, ordenar una casa. Eres la mujer más lenta que he conocido nunca, la más lenta y la más rápida, cuarenta y cuatro años de tu vida han pasado como un relámpago muy lento tragado de un golpe por la oscuridad.

Subscribe to Libros Canto y Cuento RSS